Show simple item record

dc.contributor.authorGuerrero, Rafael Ramón
dc.coverage.spatialMéxico
dc.date.accessioned2017-11-13T16:25:52Z
dc.date.available2017-11-13T16:25:52Z
dc.date.issued2005
dc.identifier.urihttps://hdl.handle.net/20.500.12552/3999
dc.description.abstractAverroes, fuertemente influenciado por Aristóteles, afirmó la necesidad de la experiencia para incrementar todo conocimiento. La verdad, la última naturaleza de las cosas, se obtiene conforme transcurre el tiempo y sólo es alcanzable aceptando la participación de los predecesores. El progreso implica tradición y mejora: aquélla al impulsar el desarrollo tanto de la cultura como del intelecto, ésta como resultado de la proyección crítica de diversas opiniones, ya que facilita el conocimiento de la verdad y el reconocimiento del error. El progreso científico se alcanza como consecuencia del esfuerzo y la colaboración. Averroes sostuvo estas ideas en su Comentario a la Metafísica II, 1, distinguiendo cuatro partes: a) el deseo natural del hombre por la verdad y la dificultad del intelecto para alcanzar las cosas más inteligibles; b) la contribución de los predecesores, por sus comentarios y aclaraciones, y el carácter histórico-progresivo de la razón humana; c) la filosofía, ciencia de la verdad, como investigación de la realidad completa; d) la verdad como conocimiento de la causa, esto es, la consideración de las cosas como prueba de su Autor. Averroes también afirmó que tanto la Ley como la Revelación, y la filosofía, a través de la razón, tienen el mismo objetivo, por lo cual es obligatorio recurrir a las contribuciones previas.
dc.sourceTópicos : 2005, No. 29
dc.subject.otherAristóteles. Metafísica
dc.subject.otherAverroes, 1126-1198
dc.subject.otherMetafísica
dc.titleVeritas filia temporis en Averroes : comentario a metafísica II, 1
dc.typeArtículo


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record